La bastela es un plato marroquí por excelencia, refinado y delicioso llega a las mesas de Sahara Restaurante para quedarse.

Preparación

Para empezar cogeremos unas cebollas que pelaremos y cortaremos finamente. Se sofríen ligeramente con un poco de aceite. Meteremos el pollo troceado, el jengibre, elazafrán, canela el polvo un poco de sal y pimienta. Una vez hecho esto echaremos 50 cl de agua y lo pondremos a cocer una media de 35 minutos.

Pindremos un poco de perejil y cilantro picados, agua de azahar y 150 g de azúcar para dejarlo cocerr durante 10 minutos más.

Saca la carne y deshuesala.

Bajaremos el fuego para dejarlo 15 minutos y meteremos unos 8 huevos batidos.

Tendremos preparadas unas almendras tostadas y procederemos a picarlas.

Nos pondremos a preparar la bandeja del horno huntando un poco de mantequilla y depositando un molde, puede ser de la forma que quiera pero se suele usar redondo.

Lo cubriremos con una hoja de masa y otras 4 a su alrededor todas ellas untadas en mantequilla para poder extender la carne dentro. Meteremos el huevo cocido en la salsa, la amendra picada y espolvorearemos un poco de azucar.

Una vez hecho esto tienes que separar las claras y yemas de los huevos que sobran. Mete el relleno en dos hojas de masa y dobla sobre ellas las partes que sobresalen para untarlas con yema de huevo.

Separe claras y yemas de los huevos restantes. Coloque sobre el relleno dos hojas de masa. Doble sobre ella las partes que sobresalen y úntelas con yema de huevo. Pon la última hoja de masa sobre el preparado y pasa la brocha con huevo batido.

Es el momento de cocer la bastela en el horno entre dos bandejas 180º, 10 min. Podremos verter mantequilla fundida por encima y después decorarla con canela, azúcar glass, flores de azahar, etc….